,

El reto de los medios de comunicación escritos en la era digital

En las últimas dos décadas, la prensa ha tenido que adaptarse para ser sostenible y competitiva en un mundo en el que las reglas del juego y los consumidores se han transformado radicalmente.

Los medios de comunicación y especialmente la prensa escrita han vivido un par de décadas de grandes transformaciones. Este cambio se ha debido a múltiples factores entre los cuales destacan la aparición de nuevas empresas o modelos de negocio que se han llevado una significativa parte del pastel (especialmente el publicitario), el auge de las tecnologías digitales y los cambios en el consumo de información por parte de los usuarios.

La caída de los ingresos por fuentes tradicionales y el nuevo contexto han obligado a todos los medios a iniciar procesos de transformación para poder sobrevivir.

Todo esto ha llevado a una crisis sin precedentes de los medios y la prensa tradicional que ha tenido dos grandes consecuencias. La primera es que muchas de estas empresas han tenido y tienen importantes problemas económicos e incluso algunas de ellas se han visto abocadas a la desaparición. Sus principales ingresos se han ido reduciendo de forma gradual y en muchas ocasiones la financiación y ayudas públicas ha sido lo que las ha mantenido a flote. 

La segunda, muy ligada a la primera y también al contexto global, es que los medios se han tenido que adaptar a una nueva realidad; mucho más compleja, digital, síncrona y en la que la lucha por la atención del lector y la audiencia se ha convertido en una batalla del día a día. 

Los diez principales cambios de los medios de comunicación escritos. 

Todo esto ha llevado a un proceso de transformación de esta industria que viene tratando de adaptarse de forma más o menos exitosa a esta nueva realidad. Son muchos los cambios que se han dado, pero los podríamos sintetizar en el siguiente decálogo:

 

  1. De una orientación centrada en el producto a otra centrada en el lector (Reader first)
  2. De un modelo de negocio centrado en el producto a un modelo de negocio basado en el lector (Reader revenue model).
  3. De un modelo de negocio analógico a un modelo de negocio híbrido, pero cada vez más digital.
  4. De un modelo print first a un modelo digital first.
  5. De dos fuentes de ingresos principales a una diversificación cada vez mayor de las fuentes de ingresos.
  6. De un enfoque editorial a un enfoque de negocio orientado a las necesidades del cliente.
  7. De una operativa con dinámica editorial a una operativa con dinámica de producto digital.
  8. De un periodista redactor a un periodista más multidisciplinar
  9. De precio fijo a un pricing dinámico y en constante adaptación.
  10. De una única marca a una diversificación de marcas adaptada a las diferentes propuestas de valor.

 

Este decálogo es, en cierta manera, un reflejo de la estrategia de negocio que muchos medios están implementado, y que tiene como referente al New York Times, el periódico más famoso del mundo. 

Este medio, en el año 2014, publicó un informe interno titulado «Innovation Report» en el que se sentaron las bases de su estrategia de transformación. Desde entonces el New York Times se ha convertido en un modelo a seguir para el resto de medios de comunicación, especialmente la prensa escrita.

De esta estrategia y estos cambios me gustaría destacar dos que considero esenciales y que son los que después llevan al resto de transformaciones mencionadas.

Orientarse al lector y ser digital (de verdad), son los drivers clave para que un medio pueda ser exitoso en los próximos años. 

Esta industria, al igual que muchas otras, ha entendido que debe trabajar para un cliente (lector) y que sus estrategias de negocio y su actividad tienen que estar orientadas a satisfacer las necesidades de éste

Esto supone un cambio cultural importante y una adaptación tanto de la forma en la que se trabaja como también del modelo de relación que se construye con el lector. 

Se trata de fidelizarlo, de darle más protagonismo y de personalizar las propuestas, de generar audiencias cualificadas y comunidades y de construir un ecosistema de productos que lo haga más cautivo, y así, poder incrementar el ingreso medio por usuario. 

Para conseguirlo es clave incorporar una mirada más empresarial y de negocio que complemente a la lógica editorial tradicional.

La otra clave está en adaptarse a un mundo digital en el cual el usuario y su forma de consumir contenidos está en revisión permanente. Creo que es aquí donde hay más camino por recorrer y donde la exigencia y el reto es más grande. Muchos medios hablan del digital first, pero ser digital no implica tener una web y una app que replique la lógica de un periódico en papel. Tiene un significado mucho más amplio que tiene implicaciones en el propio contenido, en su paquetización y su distribución, en el lenguaje, el tono y en los formatos,…

Los medios tradicionales aún están lejos de eso y las nuevas generaciones de jóvenes se encuentran muy alejadas de sus propuestas. Un ejemplo de esto es la cuenta de TikTok de Ac2ality  un medio de comunicación para la generación Z, liderado por cuatro mujeres de 25 años, que con 3,6 millones de seguidores es la segunda cuenta de noticias de Europa en esta red social por detrás del Daily Mail.

Sin duda los medios afrontan y afrontarán grandes retos en los próximos años  y aunque muchos de ellos tienen claro el camino a seguir, el esfuerzo de esta transformación y la convivencia con un día a día vertiginoso lo convierten en una tarea compleja y dificultosa. En su favor juega que nos encontramos en un momento en el que la información (crítica y veraz) es más necesaria que nunca.

En una sociedad cada vez más compleja los diarios seguirán siendo una agente primordial para analizar y ayudar a entender la realidad, y es por ello que se necesitan medios independientes capaces de realizar análisis e interpretaciones críticas y comprometidas con la sociedad, pero para poder hacerlo deberán transformarse y construir nuevas propuestas y modelos de relación con el lector que encajen mejor con las nuevas reglas del juego.

 

Borja Rius 

Co-founder

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.